Restaurante Lienzo

Blanco, pulcro, sin límites. Un lienzo. LIENZO. Sobre él, María José ,Juanjo, Enrique y Candi pintaron sus sueños. Los 4 de la mano. Paso a paso. Porque se vieron y se admiraron. Se complementan, se necesitan, se multiplican. Juntos, Juanjo Soria y María José Martínez duplican el vuelo del sueño que revolotea firme sobre sus cabezas. Como sus abejas sobre las flores. “Soñando se pintan cuadros se escriben libros / se enamoran dos / se llega a lucha a tener ilusión”, escribió Gloria Fuertes.

Juntos dejaron correr sus trazos por ese sueño en blanco: esbozaron sus emociones, trazaron sus pasiones, llenaron de colores ese restaurante anhelado que tanto habían querido tener. E hicieron de él, un lugar donde de forma apasionada brota ahora la creatividad, el ingenio, el brío, las ganas de luchar, el sacrificio por llegar, el querer ir a más. Un Lienzo repleto de colores y miel, de aromas y mar, de la huerta que abraza la ciudad y de sabores que pueden recordar platos de ayer que han sido sacados a bailar sobre el mantel: repensados, reinventados, transformados.

Más información

Lienzo es vanguardia, pero también el trazo clásico; es explosión, pero también un óleo sereno de sensaciones que se degustan, se huelen, se sienten. Lienzo es producto auténtico y fresco tamizado por ese torrente de creatividad, técnica y experiencia que ya bulle en el interior de una cocinera que apostó fuerte, creció y ahora ya supera metas. Un Sol en la guía Repsol, un plato Michelin, una ovación tras otra en la ciudad donde guisa su alquimia y un reconocimiento más allá de la Valencia que acoge su cocina.

Lienzo, el lienzo que María José, Juanjo y su equipo, despliega cada día en su restaurante de la Plaza Tetuán, amabilidad y exquisitez. Es mimo y autenticidad. Es cocina de verdad que crece día a día a una velocidad de vértigo. Como si hubiesen encontrado su camino, como si supieran donde quieren ir. La miel como punto de conexión, el barro utilizado para la cocción, la técnica más precisa, los trabajos más exigentes, producto sin concesiones y una bodega selecta,que mira mucho a las esencias valencianas y murcianas. 250 referencias en la bodega de Juanjo Soria, de las que casi el 90 por ciento son DO Alicante, Valencia, Utiel-Requena, El terrazo, Castellón, Jumilla… Viñas de casa.

Vinos que cuando se descorchan te cuentan una historia. Como cada gesto, como cada plato, como cada lienzo que pintan sala y cocina en este restaurante que rezuma vida y futuro. Historias con rostros, pinceladas con coraje, un plato escalonado, una paleta de porcelana, unas verduras cocidas en fango, una abeja que te entrega lo mejor que tiene, una cerveza de miel, un hilillo de aceite intenso y vivo que te recuerda que ese Lienzo es un impetuoso homenaje al Mediterráneo.

María José Martínez y Juanjo Soria. Un mismo sueño y un mismo mañana. Un mañana en el que podrán asomarse a las estrellas y gritar que han sido, que son felices, llenando su cocina de magias y sus mesas de sonrisas. Un mañana blanco, pulcro, sin límites. Como un lienzo infinito.

Texto escrito por Jesús Trelis
GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

El interior del Lienzo